¿Nacidos para correr?

¿Nacidos para correr? ¡Nacidos para movernos!

Hay ciertas adaptaciones y capacidades metabólicas que apuntan a que hemos pasado largas hambrunas y periodos en carencia de alimentos a lo largo de nuestra evolución. Podríamos referirnos a la resistencia a la insulina, el “gen ahorrador”, el progresivo acortamiento del tubo digestivo o a la gran capacidad de almacenaje (estacional) de fructosa y azúcares en lípidos. Parece que ahora, paradójicamente, se giran en nuestra contra y devienen foco de enfermedades y disfunciones.

El puente que deberíamos tender entre el conocimiento sobre la evolución y nuestra salud actual no tendría que ir más allá de no crear incongruencias con éstas adaptaciones. Asumo que el contexto es muy diferente (social, ambiental…), y es por esto mismo que nos cuesta tanto conseguir y mantener en el tiempo un nivel de salud relativamente óptimo y estable. No por ello tenemos que darnos por vencidos, y mucho menos esperar modificaciones genéticas que “solucionen” el vivir con genes de carencia en un ambiente de abundancia.

Es bastante improbable producir adaptaciones a la situación actual, en un contexto de abundancia de todo aquello que no nos ha acompañado siempre (cereales, azúcares, lácteos pasteurizados) y de carencia de aquellas cosas que sí (carnes salvajes, frutos y plantas silvestres). Es decir, no podemos esperar que se produzcan cambios cuando con solo ir a la nevera podemos tomar una taza de leche cereales azucarados, tostadas con margarina y zumos de frutas. No tenemos ninguna necesidad a cubrir, ni insatisfacción generada por la abundancia: y sin necesidad real, difícilmente se produce.

A nivel práctico no hablo nunca de volver a la sabana ni reproducir la vida y obra de un australopithecus, un homo georgicus u otro de los primeros homos (bye bye crudiveganismo), y es que ni tan sólo de hace 8 000 años. No tiene ningún sentido más allá de cubrir necesidades del ego. No. No eres un cazador-recolector por muy primal que te sientas.

Se trata de entendernos, de saber cómo nos adaptamos a situaciones de carencia y ayunos, para así aplicar a nuestra vida un conjunto de estrategias o aproximaciones que no nos alejen de cómo todavía somos y funcionamos. Para no desconectarnos del todo.

Y algo parecido puede detectarse en nuestra anatomía, que refleja una vida mucho más activa que la actual, con un conjunto de patrones de movimiento potenciales que vagamente se desarrollan en la sociedad occidental. Lo más relevante es que nuestra anatomía viene condicionada principalmente por el bipedismo, que la cambió completamente, y después encontramos adaptaciones a diferentes movimientos. De nuevo, estas adaptaciones pueden ser fuente de patología.

¿Correr largas distancias nos ha modelado? ¿Estamos hechos para correr?

Respuesta corta: Sí, nacidos para correr…, y para caminar, gatear, trepar, saltar, lanzar, nadar, cargar y defenderme. Y se me olvidaba, también para no hacer nada.

Respuesta larga: Psé. No o no sólo para correr.

Me maravillo con los argumentos de los que muchos, desde la ignorancia e impermeabilidad, intentan devenir grandes defensores del running de largas distancias. Y en el mundo del minimalismo y de lo paleo, que cualquiera se cree un cazador-recolector, pues más de lo mismo.

Es excesivo extrapolar los métodos de caza de los bosquimanos actuales a los primeros humanos modernos. Lo mismo para los rarámuri. Antes de seguir, si quieres puedes dar un vistazo a mi post anterior de Elogio a una vida natural, humana y coherente (1)  y (2), así como el artículo en reacción al mío de Robert Sánchez.

Imagino que muchos de vosotros ya sabéis qué es la caza por persistencia, tanto por los libros que habéis leído, o por material en la red. Básicamente es ir haciendo huir a tu presa en las horas más calurosas del día, y luego rastreando las huellas, durante unas 5-6h, recorriendo entre 20 y 25kms. Si quieres ver a qué me refiero, te recomiendo el capítulo X de “La vida de los mamíferos” de la BBC en el Kalahari (de Attenborough).

No niego que se cazara así, en absoluto. Pero el ejemplo etnográfico no lo usaría más que como espejo donde buscar prácticas que podrían haber perdurado desde esas primeras sociedades sapiens de cazadores-recolectores (porque se supone que los neandertales no podían correr largas distancias… Mec!).

Tengo mis dudas, a nivel profano, de si el sudor es una adaptación al correr o si no lo es más a la vida en climas cálidos de sabana. Ni creo que los neandertales no pudieran sudar como los sapiens ni que no pudieran correr. Tampoco creo en las grandes diferencias entre neandertales y humanos modernos en sus métodos de caza.

Quizás es acertado decir que combinarían la caza a media larga distancia (persistencia) con abatimientos a corta distancia con lanzamientos de proyectiles (y de nuevo se le atribuye la capacidad única de lanzar al sapiens y no al neandertal, sin corteza parietal posterior ni cerebelo desarrollado). Es un tipo de estrategia de caza más, seguramente selectivo en cuanto a especies, estación, clima, terreno… La caza, como la recolección, es otra estrategia económica: tiene sus temporadas, sus particularidades según el sitio… No sé tú, pero yo no me pondría a perseguir una cabra montesa por los Alpes en primavera.

Ah. Nota para curiosos. Leí hace un tiempo (creo que era Trinkaus) que no había diferencias entre el número de lesiones entre neandertales y primeros sapiens, a lo que los autores no le hacen demasiado caso. Me hizo pensar que sus métodos de caza y de movimiento por el territorio no diferían demasiado. [Típicos estudios de movilidad neandertal para la búsqueda de materias primas y alimento unos 20km.]

Así que… Se puede generalizar hasta cierto punto. Una cosa son los estudios y datos que extraemos de la investigación, y la otra los comentarios sensacionalistas que aparecen en los best-sellers y llegan a la prensa y sociedad general. [Nota mental: Jamás los prehistoriadores, antropólogos o científico que se precie deba extrapolar lo que ha visto en una tribu de las consideradas “tradicionales” al pasado, ¡y mucho menos al momento presente! O se extrapola todo o no se extrapola nada, si sigues leyendo lo entenderás.]

Queda muy cool decir que hemos sido diseñados para correr, o que hemos nacido para correr. No sé qué ganas sabiéndolo. No hace falta que te digan que has nacido para comer, beber y para reproducirte para que lo hagas. Mi intención no es decir si correr largas distancias nos ha modelado o no, o si estamos hechos para correr.

Creo que como nuestro metabolismo, nuestras capacidades cinéticas son igual de flexibles. A nivel clínico no me interesa la práctica deportiva exacta de los sapiens o de los neandertales, o si es una máquina perfecta para correr (tendón de Aquiles, fibras lentas, gluteus maximus, regulación temperatura, pérdida de pelo). Lo que me interesa destacar es que ahora mismo podemos obtener niveles óptimos de salud sin cazar por persistencia un kudu. No tenemos esa necesidad. Así que si nos apetece correr, al menos sepamos cómo funciona nuestro cuerpo, para, de nuevo, no sabotearnos.

No creo que hayamos sido diseñados para. Evidentemente no niego que podamos correr y andar largas distancias de forma recurrente. De hecho, yo he corrido larguísimas distancias (y sigo haciéndolo), y corro casi a diario. No te confundas.

Lo que me planteo es que no hay motivo para correr 25 kms diarios si no tienes esa necesidad, del mismo modo que no ayunas 5 días a la semana “porque tu metabolismo está adaptado a ello”. Para eso hay un conjunto de movimientos que permiten no desconectarnos de nuestro diseño evolutivo, el ayuno intermitente y otras tantas estrategias que nos permiten conseguir un estado más o menos óptimo de bienestar y salud en todos los sentidos.

Anuncios

Un comentario

  1. […] ¿Nacidos para correr? […]

¿Alguna sugerencia? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crecer en familia

Revista para madres y padres: crianza, educación, psicología y salud.

CAMINS

espai d'educació viva

NutricioBlog - Diari de l'Albert

Nutrició basada en l'evidència, Fisiologia de l'exercici, Optimització, Apunts NHID i CAFD, Jo Quantificat… i molt més!

Energía y Feminidad

La energía femenina y la razón

La Ecocosmopolita

Nature. Movement. Life.

Mareta Meva...

Estil de vida, maternitat y criança

Fisioterapia y vida Paleo

To restore health, We have to go back to the future

The Blog of Author Tim Ferriss

Tim Ferriss's 4-Hour Workweek and Lifestyle Design Blog

Comer de verdad

Comer de verdad: Comida de verdad

A %d blogueros les gusta esto: