La paranoia de la naturaleza salvaje

Entiendo naturaleza como espacio no devastado por la acción humana, o relativamente, pues pocos espacios se escapan de nuestra actividad destructiva. Para muchas personas, naturaleza es un sitio que se encuentra lejos de su zona de confort, a la que visitan de tarde en tarde para sentirse libres, realizados, divertirse, pero con la intención de no quedarse demasiado y volver. No es su medio natural actual.

Si a naturaleza le añadimos el adjetivo “salvaje“, aún es peor la inseguridad que nos transmite. Tenemos enquistados modelos mentales de naturaleza como lugares inhóspitos donde impera la ley de la jungla, el todos contra todos, el típico y tópico “sobrevive el más fuerte” y de lucha continua por la supervivencia. A esto le llamo la paranoia de una naturaleza salvaje (aunque para mi salvaje no implica connotaciones negativas, puedes verlo aquí) y agresiva, de la que hay que huir y refugiarse en un ambiente estéril, creado, que nos haga sentir cómodos y nos recuerde que nosotros no somos animales. Somos mucho más. (Me río).

Y no deja de ser eso, un modelo mental, lo que pensamos acerca de lo que nos rodea, que, como un espejo, distorsiona esta realidad que queremos entender, y la experimentamos bajo estos filtros determinantes. Nada más lejos de la realidad, y nunca mejor dicho. La vida fuera de nuestro cosmos particular no está regida por la ley del más fuerte. La vida no tiene objetivos, no tiene leyes, no tiene dirección, más allá de sus propios objetivos, leyes y direcciones de la naturaleza. Es un fin en si mismo, y no hay ninguna razón por la que temerle. Sí que hay adaptación, y evidentemente que hay peligros, pero difícilmente controlables sin alterar el equilibrio.

Anuncios

Un comentario

  1. Acabo de descubrir tu blog y me estoy merendando entradas a una velocidad increíble, me alegro de que hayas decidido volver a la carga después de una, seguro merecida y necesaria, pequeña pausa.

    No hay nada mejor que “perderse” unos días en solitario en la naturaleza… Recordar que somos simplemente animales y estar en comunión con nuestra madre tierra… El único momento en que puedo no sentirme en seguridad con ello es cuando acampo en algún lugar relativamente cerca de una carretera.
    Siempre me ha gustado ver como en función de la dificultad y distancia del trayecto se van cribando las personas con las que uno se encuentra y cómo a partir de un punto uno se siente, paradójicamente para muchos, en una total seguridad. (siempre que no haya rayos de por medio)

    Es simplemente genial encontrarse donde cristo perdió la alpargata compartiendo risas y víveres con gente que no conocías de nada y que quizás no vuelvas a ver, de una manera tan confiada, natural y franca…

¿Alguna sugerencia? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crecer en familia

Revista para madres y padres: crianza, educación, psicología y salud.

CAMINS

espai d'educació viva

NutricioBlog - Diari de l'Albert

Nutrició basada en l'evidència, Fisiologia de l'exercici, Optimització, Apunts NHID i CAFD, Jo Quantificat… i molt més!

Energía y Feminidad

La energía femenina y la razón

La Ecocosmopolita

Nature. Movement. Life.

Mareta Meva...

Suport integral durant l'embaràs, el part, el post part, la Lactància materna i la criança . Barcelona

Fisioterapia y vida Paleo

To restore health, We have to go back to the future

The Blog of Author Tim Ferriss

Tim Ferriss's 4-Hour Workweek and Lifestyle Design Blog

Comer de verdad

Comer de verdad: Comida de verdad

A %d blogueros les gusta esto: