Somos todo lo que podemos ser

Si todavía no me conoces… Visita mi About, por qué soy como soy y mi Porqué. Te invito también a que curiosees las otras entradas que he ido publicando…  ¡Y bienvenido!

Sí, lo admito. El título puede parecer el típico “Yo soy el que soy” que Dios dijo a Moisés (Éxodo 3:14). No te vayas, no voy a hablar de ello. La cosa va por otros senderos menos ambiguos y metafísicos… Prefiero algo más tipo: Seamos todo lo que podemos ser, o, si nos lo aplicamos individualmente: “Soy  todo lo que puedo llegar a ser“.

Últimamente he tenido que presentarme en muchas ocasiones. Muchas. A menudo ha sido delante de gente con las que comparto algo en común, pero no por ello deja de costarme mucho definirme en cuatro frases. Me describo fatal. Lo único con lo que no tengo problema es con mi nombre.

Fruto de ampliar círculos y ambientes he conocido a mucha gente nueva, y he podido comprobar que se me conoce mejor hablando y compartiendo actividades conmigo que por lo que te pueda contar de mi. Y es que cuando toca mi turno de presentación me quedo pasmada y no sé ni lo que debo decir. Mi nombre, vale. Mi edad, vale. Dónde nací, vale. Dónde crecí, vale. Pero más allá, se me hace un mundo. “¿Es que no sé quién soy?, me pregunto. Yo diría que sé quién soy y por ese motivo no me describo.

A veces hago el esfuerzo de pensar un poco y digo: “Hola, me llamo WH, y soy arqueóloga prehistoriadora”. ¿Ah sí? A lo sumo, he estudiado y he ejercido de eso, pero no creo que yo sea eso. ¡Qué manera de justificarme y de pensar que porque hago algo, lo soy! (Mentalidad Soy tal persona y hago tal cosa).

Con el simple hecho de describirme me estoy poniendo límites y barreras, a mi y a los que pretenden conocerme. Y lo que me preocupa más, está apareciendo en escena nuestro ego. ¿Por qué nos empeñamos en clasificarnos, en clasificar el mundo, a los otros…? Aplicado a la vida y no a estas invenciones nuestras, creo que no es el mejor camino. De hecho, estamos aquí para algo más simple… o quizás para nada.

Vale. Tenemos consciencia (recuerdos, experiencias…) que pueden ser útiles para nuestra vida (previsión), pero no debemos recrearnos y limitar nuestra vivencia a nuestra mente, o reducir y sustituir la realidad por aquella que pensamos y conocemos. Nuestro ego, aquel conjunto de creencias y pensamientos que tenemos de nosotros mismos, nos hace distorsionar la opinión de lo que somos.


En las presentaciones en sociedad, y sobretodo en entrevistas de trabajo, puede -y suele- aparecer esta distorsión, para que te introduzcas como aquello que te gustaría ser, en lugar de como eres en realidad, en busca de halagos y una aceptación ficticia.
Sé que soy una pesada, ya me perdonaréis. Pero es que desde que lo vi que me encantó y no he podido evitar compartirlo con vosotros! Jajajaja me río muchísimo con el serial que tienen en el show de “The Origins Of…”.

Probablemente mientras me leías habrás pensado en cómo te presentas tú ante la gente, o cómo crees que eres… Pero… ¿eres esa persona que crees? Plantéatelo. Identifícate, pero no te clasifiques. Por mucho que lo creas, no somos lo que pensamos que somos de nosotros mismos. Nos aleja de nuestro verdadero ser y de la sencillez emocional. Obséquiate cada día con este bonito presente.

Como decía, somos todo lo que podemos llegar a ser, y no la expresión de nuestra mente, lo que piensas de ti mismo, de tu ego. Los seres humanos no dejamos de ser unos seres simples que pueden llegar a disfrutar de su existencia. Recupérate a ti mismo.

[[ EDITO: Dejo un fragmento de El Principito que uno de vosotros me ha hecho llegar, y realmente me ha alegrado el día:

“A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ‘¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?’ Pero en cambio preguntan: ‘¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?’ Solamente con estos detalles creen conocerle.”

¡Mil gracias, Juanjo!]]

Anuncios

2 comentarios

  1. Me has recordado mucho a “El principito”, un libro que abrió mi mente como ningún otro:

    “A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ‘¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?’ Pero en cambio preguntan: ‘¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?’ Solamente con estos detalles creen conocerle.”

    Saludos y buen día.

    1. Wild Heidi · · Responder

      Muchísimas gracias Juanjo por compartir este precioso fragmento!!! La verdad que a mi también me marcó mucho, y este fragmento engloba lo que quería transmitir con este post!
      Si me lo permites, cuando reedite el post lo incluiré al principio.
      Un abrazo y buen día para ti también

¿Alguna sugerencia? ¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crecer en familia

Revista para madres y padres: crianza, educación, psicología y salud.

CAMINS

espai d'educació viva

NutricioBlog - Diari de l'Albert

Nutrició basada en l'evidència, Fisiologia de l'exercici, Optimització, Apunts NHID i CAFD, Jo Quantificat… i molt més!

Energía y Feminidad

La energía femenina y la razón

La Ecocosmopolita

Nature. Movement. Life.

Mareta Meva...

Suport integral durant l'embaràs, el part, el post part, la Lactància materna i la criança . Barcelona

Fisioterapia y vida Paleo

To restore health, We have to go back to the future

The Blog of Author Tim Ferriss

Tim Ferriss's 4-Hour Workweek and Lifestyle Design Blog

Comer de verdad

Comer de verdad: Comida de verdad

A %d blogueros les gusta esto: